Pensar con la mano

«Manual Thinking» es un gran descubrimiento. Un libro que invita a ver la evolución del mapa mental tradicional usándolo para crear nuevos productos, organizar ideas con grupos numerosos y hasta para estudiar.

Las rayas lilas no son parte de la portada original

Así es, las rayas lilas no son «originales», las hizo mi hijo de cuatro años, porque «quería unir los puntos, mami». Y me pareció la mejor frase para describir a esta herramienta súper interesante para trabajar con grupos: unir los puntos, unir ideas, hacerlas en un acto casi intuitivo y lo más importante, con trazos a mano.

«Manual Thinking. La herramienta para gestionar el trabajo creativo en equipo» es una genialidad hecha libro, que cuenta el proceso de creación de esta herramienta de la mano de los renombrados diseñadores europeos Luki Huber y Gerrit Jan Veldman. Y va más allá: habla de los usos en workshops, distintas maneras de aplicación según la necesidad y el ejemplo de unos de sus clientes más notables: Ferrán Adriá, quien -según comenta en el libro- trabajó los procesos de creación de nuevos platos, nuevos intrumentos de cocina y mucha innovación usando esta herramienta.

Hablamos aquí de unos mapas -realmente tienen el tamaño y el plegado de unos mapas de papel- con círculos que se unen entre sí, palabras y dibujos que se conectan y lucen de esta forma:

La imagen corresponde a un mapa de «manual thinking» y sen encuentra dentro de libro

Quien esté familiarizado con los mapas mentales, podría pensar que se trata de uno de ellos… pero no. Esta herramienta busca potenciar la idea de «pensar con la mano», de ahí el nombre del título, cuya traducción aproximada sería «pensamiento manual». Postula que hay muchas ventajas en esto: cuando vamos a crear algo nuevo, el mapa ayuda a centrar la ideas y concretarlas a través del dibujo -vamos a hablar mucho sobre esto en los siguientes posts- , y su uso es tan flexible, que puede usarse para aplicarlo a proyectos personales o para trabajar con grupos de mucha gente. El formato de mapa plegable es especialmente útil para el almacenamiento histórico (todo esto versus los grandes papeles llenos de postits que se despegan con el tiempo). Proponer un trabajo con grupos muy numerosos puede ser más efectivo con esta herramienta, ya que, al usarse las mismas reglas de juego, todos pueden ver y enteder la lógica de las ideas colectivas y usar un lenguaje común para hablar sobre ellas.

El libro viene con un kit que incluye el mapa (una hoja de 100 x 70cm) que plegado se reduce al tamaño de un sobre de carta, su fondo está milimetrado para tener mejor noción del espacio. A esto se suman unas planchas adhesivas con formas circulares de diversos tamaños y colores, que ayudan a categorizar la información. El tamaño es importante porque invita a ser concisos y concretar las palabras y dibujos.

Definitivamente, se trata de una propuesta flexible y de las preferidas por los que somos fans del pensamiento visual, ya que condensa aprendizajes de otras herramientas anteriores y le suma el valor del trabajo manual en la construcción de ideas colectivas. Pueden ver todo esto que les conté acá y más en su página oficial que por cierto está en español.

Este post forma parte de una revisión de materiales sobre pensamiento visual o visual thinking en inglés que me inspiran en mi trabajo como Facilitadora Gráfica.

Share:


Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Add Comment *

Name *

Email *

Website *

Contactános

[contact-form-7 id="1361" title="Quick contact form"]